Gadgets fotográficos de los chinos que dan buen resultado

Las tiendas online chinas, como DealExtreme o Aliexpress son un auténtico peligro para nosotros, los fotógrafos. Tienen tanta cantidad de gadgets o cachivaches para mejorar nuestras fotografías que queremos comprarlos todos.

Pero cuidado, la mayoría de ellos son totalmente inútiles, y crean un problema donde no lo hay.

Yo también pasé por la fiebre consumista de comprar gadgets en las tiendas online chinas. Total, son solo unos pocos euros, pensaba. Pero al final llenaba mi mochila con muchos trastos que nunca usaba, ya fuera porque no me acordaba de él, porque se quedaba sin pila, o porque justo en ese momento no funcionaba.

Cientos de euros tirados literalmente a la basura.

No todos los gadgets de estas tiendas son inútiles, es cierto, y hay algunos muy interesantes. Para que no pierdas tu dinero, basándome en mi experiencia te voy a recomendar los más útiles y los mejores para tu día a día como fotógrafo.

Flash Yongnuo 568 EX II

Hasta hace apenas unos años los únicos flashes buenos eran el tope de gama de Canon o Nikon. Flashes que cuestan fácilmente 300€ y que, si bien son muy buenos, normalmente superan nuestras necesidades más comunes.

De un flash buscamos que de mucha luz y que recargue rápido, algo que cumple de sobra un buen flash como el Yongnuo. Tienen muchas versiones diferentes, pero son tan sutiles las diferencias, que podemos ir directamente al de gama más alta.

Por unos 80€ tendremos un flash muy competente para la mayoría de usos, que no tiene nada que envidiar a los mejores de las marcas más conocidas. Eso sí, ten en cuenta que estos flashes no suelen tener disparo por radiofrecuencia.

Objetivo 50mm 1.8 Yongnuo u original

Un objetivo 50mm fijo debería ser un imprescindible en nuestra mochila fotográfica. Da una calidad soberbia, ofrece una profundidad de campo mínima, y su precio es de risa comparado con otros objetivos.

La focal de 50mm es ideal para hacer fotografía de retrato, de producto o de detalles, y además, pesa muy poco.

Si aún no has probado un objetivo fijo, te recomiendo que pruebes con esta copia del legendario Canon 50mm hecha por Yongnuo. Por apenas 50€ tendrás un objetivo muy competente para que le vayas cogiendo el gusto a este tipo de focales. (Objetivo para Canon / Objetivo para Nikon)

 

Disparador remoto o intevalómetro

Si quieres hacer fotografías de larga exposición necesitarás un disparador remoto para mantener el obturador abierto durante más de 30 segundos. Hay algunas cámaras EVIL que pueden superar este límite, pero las réflex normalmente no, por lo que hay que recurrir a este mando de control externo.

Hay muchas opciones: con cable, por infrarojo, con programación de tiempo, etc.

Yo te recomiendo que para empezar a probar esta disciplina escojas un disparador remoto por cable básico. Al no usar pila, nunca tendrás el problema de la falta de batería, y al ser únicamente un botón, no se rompe. Para contabilizar el tiempo, puedes ver el temporizador de la cámara o usar el cronómetro del teléfono móvil.

Si quieres hacer timelapses, entonces necesitarás un intervalómetro, ya que permite secuenciar la toma de fotografías en un tiempo. Este ingenio es más complicado, necesitando pilas y que nos leamos el manual para aprender a usarlo. Solo lo recomiendo si vas a probar técnicas de timelapses, para el resto de cosas, con un disparador remoto por cable irás sobrado.

También hay disparadores remotos por infrarojos, que nos evitan tener que enchufar un cable a la cámara. Este gadget es muy útil para llevar a mano, pero como la pila se puede acabar en cualquier momento, y no permite hacer exposiciones mayores al límite impuesto por la cámara (30 segundos en las réflex), es mejor tener a mano un disparador remotor por cable.

 

Caja rígida para tarjetas de memoria

Las tarjetas de memoria son lo más importante dentro de nuestro equipo fotográfico. En ella guardaremos nuestras fotografías, y es importante que estén en un lugar seco y seguro, fuera del alcance de los niños. La mejor solución para proteger perfectamente nuestras tarjetas de memorias es adquirir una funda rígida.

En ella podremos meter tarjetas de todo tipo, y sabremos siempre donde están.

Ya para nivel experto, es recomendable atar la caja al interior de nuestra mochila con una cuerda, para que no se nos caiga y la perdamos sin darnos cuenta. Hay que proteger bien nuestras fotografías.

 

Linterna de dinamo

Este no es un artículo fotográfico por si mismo, pero nos ayudará mucho para salir a hacer fotografías al amanecer y atardecer. Una linterna de dinamo no lleva pilas, ya que se recarga girando la dinamo con nuestras manos. Esto nos permite tener buena luz para iluminar (más allá de nuestro socorrido teléfono móvil), y no tener que preocuparnos por llevar pilas nuevas en nuestra mochila.

Yo siempre la llevo en mi mochila, ya que nunca se sabe cuando vas a estar a oscuras.

 

Mochila Amazon Basics o Lowepro Alpine AW

Mochilas fotográficas hay para todos los gustos. Si no quieres gastar mucho dinero en un principio, hay buenas alternativas como la básica de Amazon o la ya descatalogada Lowepro Alpine AW. Por menos de 50€ tienes unas buenas mochilas fotográficas que protegen perfectamente tu equipo y te permiten llevar algo de material extra.

Una vez que sepas que equipo sueles llevar en tus salidas fotográficas y cuáles son tus necesidades, ya puedes mirar mochilas más preparadas como las Vanguard.

 

Enchufe usb al coche

Ideal para tus viajes por el mundo, tener un enchufe para mechero con puertos USB te permitirá cargar tu móvil y gadgets tecnológicos mientras te desplazas para hacer fotografías.

Uno nunca sabe si el coche de alquiler tendrá conector USB, así que mejor no arriesgarnos a ver que pasa y tener preparado nuestro plan alternativo para cargar nuestros gadgets.

Disparadores remotos de flash

El de los disparadores remotos chinos es todo un mundo. Hay algunos de calidad aceptable como los Yongnuo, que suelen funcionar el 90% de las veces que hacemos click para tomar una fotografía, pero que se ven muy afectados por interferencias o largas distancias. A más de 10 metros les cuesta funcionar.

Si quieres asegurar el disparo del flash siempre, la mejor alternatia barata es usar un cable disparador TTL. Con este cable alejas el flash de la cámara, y tienes el mismo control sobre el flash que si estuviera montado sobre la zapata de la cámara. Muy útil para hacer fotografía de calle y en estudios pequeños.

 

Lo que nunca compraría a los chinos

Tras mis recomendaciones de buenos productos a comprar en los chinos, ahora vienen mis malas experiencias.

Los filtros para el objetivo es algo que mejor evites, pues son siempre de muy mala calidad y, ya que te gastas un dinero en tus objetivos, que menos que montar filtros de calidad que no empeoren la imagen captada.

Los filtros neutros adaptables son el peor invento que haya, pues cuando estás cerca del límite, se forma una X gigante en medio de la imagen, sin poder hacer fotografías. Mejor un degradado neutro normal.

Otro artículo a evitar de las tiendas chinas son los trípodes sin marca. Alguno puede salir bien, pero si un trípode de primera marca cuesta 150€, y uno de los chinos 50€, no esperes que soporte el peso de tu teleobjetivo o que resista más de dos días de ir a la playa a hacer fotografías.

Aquí también te recomiendo que no racanees con el precio y vayas directamente a marcas punteras, como Vanguard, Manfrotto o Gitzo. Su calidad está más que demostrada y nunca te fallarán.

Ahora es tu turno, ¿qué gadgets de los chinos recomiendas?

Acerca del autor: Víctor Gómez
Inquieto por naturaleza, me apasiona viajar, la fotografía, la tecnología y las personas que aportan. Soy blogger de viajes desde 2005, fotógrafo profesional desde 2010 (aficionado desde 2001), y emprendedor desde 2017. Mi meta es mostrar que uno puede vivir la vida que quiere. Para ello el mejor ejemplo soy yo mismo, viajando durante 4 meses al año, y haciendo siempre lo que más me apetece.

Deja tu comentario