El filtro polarizador, un imprescindible para la fotografía de paisaje

El filtro polarizador es uno de los elementos más útiles para hacer fotografía de paisaje. Con él conseguimos eliminar parte de la luz que capta nuestro objetivo y, según nuestra posición al sol, eliminar reflejos en superficies brillantes, como metales, agua y plantas, intensificando los colores y consiguiendo unas fotos más espectaculares.

Además, intensifica el azul del cielo, por lo que el blanco de las nubes resalta aún más. Con esto, conseguimos fotos más saturadas en colores y con mejor contraste.

¿Te suenan las postales del Caribe con ese mar turquesa? Pues ese colorido se consigue con un filtro polarizador usado en las horas centrales del día, ya que elimina el reflejo del sol en el agua, revelando su intenso color.

El color Caribe del mar se consigue con un polarizador, y estando en el Caribe

Eso sí, como todo en esta vida, hay filtros y filtros. Durante un tiempo estuve con un filtro polarizador Hoya, y si bien hacía su labor, desde hace unos meses vengo usando un filtro polarizador B+W Slim, y se nota considerablemente la diferencia, sobre todo en la nitidez y en los colores.

Los filtros Slim están pensados para objetivos gran angular, ya que al colocarles un filtro normal puede producir viñeteo (oscurecimiento de las esquinas de la foto), y con uno más delgado evitas esto, además de polarizar mayor parte de la fotografía.

Usar un filtro polarizador es muy sencillo, tan solo hay que enroscarlo al objetivo y, según vayamos girando, veremos como afecta a la imagen. Las nubes blancas resaltarán más sobre el cielo, los árboles serán más coloridos en horas centrales del día y, sobre todo, ¡veremos debajo del agua! Si nos fijamos en nuestro filtro polarizador, veremos que tiene una muesca o punto blanco para indicarnos cuando giro llevamos.

En mi opinión, el filtro polarizador es un imprescindible en nuestra mochila fotográfica. Por menos de 100€ mejorarán enormemente nuestras fotografías y conseguiremos unos resultados imposibles de igualar con Photoshop.

Para muestra, unos ejemplos:

Atardecer en Lastres (Asturias) con polarizador y sin polarizador

 

Ejemplo de cómo afecta el filtro polarizador al mar y al cielo en un día despejado

 

Todas las fotos fueron tomadas con este filtro polarizador B+W de 77mm. Si usas objetivos gran angular, por debajo de 20mm, es conveniente comprar la versión slim para que no viñetee. El filtro es caro, pero los resultados saltan a la vista. Y si lo cuidas bien, dura para toda la vida.

¿Has probado a hacer fotografías con un filtro polarizador? ¿Qué te parece su uso?

Acerca del autor: Víctor Gómez
Inquieto por naturaleza, me apasiona viajar, la fotografía, la tecnología y las personas que aportan. Soy blogger de viajes desde 2005, fotógrafo profesional desde 2010 (aficionado desde 2001), y emprendedor desde 2017. Mi meta es mostrar que uno puede vivir la vida que quiere. Para ello el mejor ejemplo soy yo mismo, viajando durante 4 meses al año, y haciendo siempre lo que más me apetece.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Pingback: 29 trucos infalibles para hacer mejores fotografías - machbel